• +34693272912
  • informacion@yoince.es

Cambiar disco del iPod por tarjeta memoria

Cambiar disco del iPod por tarjeta memoria

Renovar tu dispositivo que tanto tiempo te acompañó.

¿Tienes un iPod el cual murió el disco duro? Tenemos buenas noticias para tí.

Durante el tiempo que el iPod estuvo a la venta y fue objeto de deseo por muchos aficionados a la música, cuando éstos se estropeaban y no había un centro de Apple, la única alternativa era obtener las piezas a través de internet, y éstas tenían precios astronómicos. Las más habituales son el cambio de batería, disco duro y, debido a alguna caída, el cambio de pantalla y/o carcasa. Afortunadamente, todo estos componentes ya son bastante asequibles.

Si tu modelo de iPod aún tiene soporte en el servicio oficial, desde aquí te recomendamos que acudas a una tienda de Apple y realices el cambio del dispositivo. Pero si éste ya se encuentra descatalogado, tenemos algunas alternativas para poder seguir disfrutando de él.

El cambio de Disco duro por un SSD es una muy buena solución que nos permitirá mejorar la velocidad del dispositivo (si, en los iPods antiguos hasta el modelo classic (5G) ese disco era MUY lento, además de bastante delicado), y podremos zarandearlo todo lo que queramos, puesto que ya no tendrá partes móviles.

El iPod no es fácil de abrir.

Para realizar el cambio del disco duro a SD necesitaremos:

1. Un adaptador de disco a Compact Flash

2. Un adaptador de Compact Flash a SD/MicroSD (o una tarjeta Compact Flash)

3. Una tarjeta SD o MicroSD (que sirva para nuestro adaptador CF-SD).

4. Una tarjeta que no uses, o un trozo de espuma muy fina (como la que lleva pegada el disco del iPod)

5. Una púa de guitarra

6. Una herramienta llamada “black stick”. (la mejor es ésta de la marca Menda)

Un dispositivo al cual no le ves un solo tornillo de ensamblaje… ¿cómo lo podemos abrir? Pues aunque no lo creas, va mediante presión. La carcasa de PVC posee un montón de pestañas en los laterales que realizan la función de acoplamiento. Para abrirlo hay que dotarse de mucha paciencia y ánimo, además de precaución: hay una pequeña y delicada faja de datos en uno de los lados (concretamente en el lado superior izquierdo), que si la rompemos nos quedamos sin audio en la clavija de auriculares, además de poder o no desbloquear el dispositivo. OJO! Jamás usemos un destornillador, ni doblemos la carcasa metálica! Si usamos un destornillador, acabaremos dañando tanto el PVC como la carcasa posterior metálica. Lo mejor es ayudarse mediante una púa de guitarra, un “black stick” y mucha paciencia. Haciendo presión con los dedos acabará haciendose un hueco, y a partir de ahí, deslizando a los lados, conseguiremos que como por arte de magia se llegue a abrir (y manteniendo la presión).

Una vez abierto, podemos maravillarnos del ingenio de los hombres de 1 Infinite Loop: la sencillez de unos componentes para que todo funcione perfectamente.

En el modelo que hemos realizado la modificación, un iPod Photo de 4ª generación, hubo que recortar un poco el adaptador de disco a CF por uno de los lados del conector (concretamente, una pequeña pestaña en el lado derecho), para que éste pudiese encajar con el conector del iPod.

También recubriremos por debajo la placa de este adaptador con una tarjeta o una tira fina de espuma. La pegaremos a ésta con cinta de doble cara (sólo un poco). El motivo es proteger ambas placas, ya que el adaptador tiene una soldadura que roza con la placa y puede provocar fallos.

En los iPod posteriores, que llevan un disco SATA, es necesario un adaptador distinto, o puedes optar por una memoria SSD. Es muy importante saber qué iPod tenemos!

Hay dos columnas de pines que no van a quedar conectados. Nos sobran. Pero es muy importante saber cuáles son. De todos modos, una vez todo conectado, conecta el iPod al ordenador, sin cerrarlo, y verás que el adaptador lleva un LED. Si éste empieza a parpadear y ves que el iPod se monta en el ordenador, es que todo va bien. Comprueba que la rueda funciona y se desplaza, porque si no es así, posiblemente se haya soltado un poco el cable que comentamos al inicio, cuando abrimos el iPod. Con volver a colocarla correctamente debería volver a funcionar.

¡Volvemos a cerrarlo, y ya está!

(imágenes obtenidas de macrumors)

Si, con todo, no te atreves a abrir tu iPod, contacta con Yoince:
Por teléfono693 27 29 12

De lunes a viernes de 9:00 a 21:30.

déjanos un mensaje contándonos qué necesitas. Respuesta inmediata.

admin